CONOCIENDO A LOS NUEVOS MILRAYITAS: HOY LUCAS ARN

Todavía no define si es alero o ala pivote, gracias a su versatilidad y capacidad para acomodarse a lo que el equipo necesita, Lucas Arn llega a Peñarol en principio como el alero titular que pidió Leonardo Gutiérrez.

Tan ansioso como aquel día que atendió el llamado del entrenador de Peña mientras disfrutaba de sus vacaciones, el oriundo de Chivilcoy ya palpita lo que será su tercer temporada consecutiva en la elite, aunque su camino no fue tan sencillo y tuvo que trabajar mucho para alcanzar este presente.

Arn fue visto por Central Entrerriano en 2006, cuando los de Gualeguaychú estaban en Liga Nacional, apenas con 17 años debutó en la máxima categoría y se quedó en el “rojinegro” hasta 2010.

Italiana de Charata, Monte Hermoso, Oberá y Bragado, fueron sus destinos en la segunda división hasta que le tocó regresar al club que lo formó, San Lorenzo de Chivilcoy.

En ese parate del TNA, recibió una oferta no tan habitual. La Salle de Bolivia en su afán por lograr el título de su país lo contrató para ser uno de los tres extranjeros, pero con un risueña anécdota.

Por su apellido poco común y por desconocimiento de los dirigentes bolivianos, pensaron que era estadounidense, recién se percataron de esta situación cuando Lucas llegó a La Salle. Mas allá de esto y de que lo miraron con cierta desconfianza, Arn terminó como goleador y MVP del campeón y enamoró a una afición que al principio esperaba un “gringo” y se quedó con el “criollo”.

Después de esa grata experiencia llegó su “trampolín”, Instituto de Córdoba. Logró tener participación y protagonismo en el equipo que fue campeón. Ya fue una vidriera importante para el alero.

Cuando Álvaro Castiñeira recaló en Ferro Carril Oeste era lógico que se fije en jugadores que tuvo o enfrentó en el TNA, dos de ellos se destacaron y no lo defraudaron, uno fue Jony Maldonado y el otro Lucas Arn.

Pese a que tuvo una gran actuación como suplente de Ramón Clemente y también no le pesó ser inicial tras la lesión del español Álvaro Calvo, la dirigencia capitalina no lo esperó en la recuperación de una lesión de Arn y decidió cortarlo antes de los play offs. Al final Ferro sintió su ausencia y quedó afuera a manos de Quilmes, luego de ser escolta de San Lorenzo toda la serie regular.

Tras este final enrarecido, Arn fue fichado por Comunicaciones de Mercedes de Fernando “Tulo” Rivero, también muy utilizado como “comodín”, fue adaptándose a distintos roles. Terminó como titular con buenos registros en ofensiva (12 puntos) pese a ser un especialista defensivo.

Quizás llegó en silencio, bajo perfil, mucho sacrificio, un jugador que tiene las características que al público de Peña le simpatiza, la entrega, el corazón y su defensa pueden hacer que esta relación empiece a tomar color.

Los Martines
Facebook: Martín Martines
Twitter: @losmartines
Instagram: @losmartines