EL PRIMERO PARA QUILMES

Quilmes se quedó con el primer clásico del Súper 20 al derrotar 88-73 a Peñarol en el Polideportivo Islas Malvinas. El Cervecero gozó una gran efectividad en tiros de tres puntos (42%) y atrás defendió de manera física y secó los sistemas del Milryitas. El equipo de Leo Gutiérrez volverá a la actividad recién el próximo sábado ante Gimnasia de Comodoro como local.

Gracias al trabajo realizado por Enzo Ruiz, el Tricolor comenzó arriba en el marcador. Atrás se encargó de negar los posteos de Steffphon Pettigrew, y adelante estuvo certero con el tiro exterior (11 puntos con 3/4 en triples) para tomar ocho puntos de ventaja.

Cuando el santiagueño salió a descansar por acumular dos faltas personales, el Milrayitas repuntó por la labor de dos de sus jugadores. Nico Gianella desde la conducción aportó 9 unidades y Pettigrew forzó las faltas de Ruiz y además anotó 7 puntos. La ventaja se disminuyó a cuatro unidades (20-16), aunque un triple más de Quilmes, en este caso de Omar Cantón, para que Quilmes llegue tranquilo al segundo cuarto (25-18).

El Cervecero volvió a gozar con el tiro exterior, y con un triple de Maxiel en el amanecer del perído llegó a sacar la máxima de 10 puntos (30-20). El conjunto de Javier Bianchelli manejó con tranquilidad la ventaja ante las dudas que representaba el quinteto de Peñarol, con muchos cambios en el parcial. Un triple del pibe Fernández le dio frescura al Milrayitas, y cuando se volvió a enchufar Gianella (llegó a 11 puntos) descotó a 37-33.

Parecía que Peñarol lo tenía controlada y pretendía llevarse un mejor resultado a los vestuarios, pero otra vez volvió a aparecer el tiro exterior de Quilmes. Ruiz y Ferreyra convirtieron para el 8/17 en triple del Cervero en la primera mitad. Encima Emiliano Basabe corrigió un rebote ofensivo sobre la chicharra y dejó el tablero 47-35 al cabo de la primera mitad.

El segundo tiempo mostró la incapacidad de ambos conjuntos para anotar con asiduidad. Ambos equipos estuvieron cuatro minutos sin anotar, y Ferreyra destrabó los aros para la máxima de 14 de Quilmes (49-35). Aunque al Cervecero se le siguió haciendo cuesta arriba anotar, Peñarol apenas pudo descontar hasta 53-45 con un triple de Slider.

Eric Flor tomó un rol protagónico en la segunda parte del parcial. Anotó ocho unidades para llegar a 14 y estuvo bien secundado por Nico Ferreyra (también llegó a 14) para devolverle la tarnquilidad al Tricolor y llevar el trámite 59-48 al último cuarto.

Inició con dudas el último parcial Peñarol, pero con una ráfaga de Gianella y Pettigrew y más ganas que básquet, llegó a ponerse -5 (63-58) cuando habían pasado solo dos minutos y medio. Flor volvió a ponerse el equipo al hombro, y disfrutó con los cambios defensivos que propuso Peñarol atrás. Anotó 7 unidades de manera consecutiva para su equipo, y lo siguieron Ferreyra y Ricky Sánchez con conversiones de tres puntos para volver a tomar distancia en el marcador (74-63).

Si bien Cochran encestó un tiro de tres puntos, el reloj fue el mejor aliado del Cervecero, que manejó los minutos finales y se quedó con el triunfo 88-73.

Síntesis:

Quilmes (88): Nicolás Ferreyra 23, Eric Flor 24, Enzo Ruiz 14, Ricky Sánchez 7, Iván Basualdo 4 (FI) Bruno Sansimoni 1, Emiliano Basabe 9, Omar Cantón 3, Maximiliano Maciel 3, Bruno Provenzano 0. Entrenador: Javier Bianchelli.

Peñarol (73): Nicolás Gianella 17, Karl Cochran 11, Juan Martín Fernández 3, Steffphon Pettigrew 14, Ricardo Glenn 5 (FI) Diego Guaita 5, Jonathan Slider 7, Joaquín Valinotti 3, Alejandro Alloatti 8, Nicolás Franco 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

Parciales: 25-18, 47-35, 59-48 y 88-73.
Árbitros: Fernando Sampietro, Leandro Lezcano y Ariel Rosas.
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Los Martines

Facebook: Martín Martines

Twitter: @losmartines