INVICTOS EN CASA

Con un excelente último cuarto, en el que ganó 40-21, Peñarol cosechó un nuevo triunfo como local en la Liga de Desarrollo tras derrotar a Hispano Americano de Río Gallegos por 99-85. Los “Milrayitas” hicieron gala de su mayor rotación y con una tarea sobresaliente de Tomás Monacchi, autor de 27 unidades, inclinaron a su favor un partido que pintaba muy complicado ya que entraron al desenlace abajo en el marcador.

Del 6-2 inicial con dos triples de Jerónimo Barón, los pibes del “Milrayitas” pasaron a perder 8-6 obligando a Santiago Belza a detener el partido cuando apenas habían pasado 4 minutos. El desarrollo fue parejo y Peñarol pudo encontrar respuestas desde el banco. Por eso quedó mejor perfilado a pesar del 24-24 con el que se cerró el parcial.

Un buen pasaje de Nicolás Franco en ofensiva, además de un triple de Juan Ignacio Marcos y otro de Tomás Monacchi, le permitió a Peñarol sacar 6 de luz (38-32) en medio segundo cuarto. Aunque el visitante aprovechó la siesta para pasar al frente 43-42 a poco del cierre. Con esa ventaja pero el marcador 46-45 se fue el segmento. En Hispano, Matías Bernardini comenzaba a convertirse en eje ofensivo, secundado bien por Galo Vega Acosta e Iván Catani.

El visitante arrancó encendido el tercer cuarto y se escapó 55-48 ante un Peñarol atado en ofensiva. Habían pasado 4 minutos y Belza tuvo que parar el partido y juntar a sus dirigidos para ajustar varias cosas. La reacción llegó, una vez más, con el goleo de Tomás Monacchi y la defensa. Los “Milrayitas” se pusieron abajo solamente por un doble a falta de 2 minutos (69-71). De todas maneras, los visitantes capearon el temporal y cerraron arriba por cinco el parcial (64-59).

Un 9-0 de movida inyectó a Peñarol anímicamente y lo puso adelante. Sorprendió con una defensa presión todo el campo y contó con el goleo de Juan Martín Fernández. Con el marcador 72-67 para los locales, el entrenador de Hispano, Esteban Gatti, paró el partido con un “tiempo muerto”. Pero el aluvión ofensivo continuó. Entre Monacchi, Barón y el potente alero oriundo de Campana, Peñarol disfrutó de su mejor pasaje en el partido y sentenció el resultado con un 40-21. En lo poco que jugó, Nicolás Diez fue importante con su defensa, en una buena tarea de conjunto presionando y siendo agresivo.

Cuando restaban tres minutos, un triple de Bernardini puso a Hispano solamente a un doble (80-78), y a partir de allí Peñarol estampó un 19-7 lapidario para terminar con las aspiraciones del elenco sureño. Los pibes de Santiago Belza volverán a jugar en casa contra Bahía Basket el martes a las 22 en el microestadio Domingo Robles buscando afirmar su localía y afianzar la buena campaña.

SÍNTESIS

Peñarol 99: Juan Ignacio Marcos 11, Lucas Gorosterrazú 4, Tomás Monacchi 27, Jerónimo Barón 18 y Nicolás Franco 13 (FI). Joaquín Valinotti 12, Juan Martín Fernández 7, Tomás Perazzo 0, Enzo Tieri 0, Nicolás Diez 0, Francisco Gutiérrez 5 y Emanuel García Camaño 0. Entrenador: Santiago Belza.

Hispano 85: Segundo Vasconcelo 13, Iván Catani 20, Diego Koch 8, Matías Bernardini 25 y Galo Vega Acosta 14 (FI). Federico Prado 4, Nicolás Acosta 1, Joaquín Martensen 0 y Facundo Gay 0. Entrenador: Esteban Gatti.

Parciales: 24-24; 45-46 y 59-64.
Árbitros: Franco Arto y Maximiliano Hernández.
Estadio: Domingo Robles.

Los Martines

Facebook: Martín Martines

Twitter: @losmartines

Fuente: Prensa Peñarol