DE PRINCIPIO A FIN

Peñarol tuvo una mala imagen ante Bahía Basket en el Polideportivo Islas Malvinas, cayó 80-58 y llegó a cinco derrotas en fila. El equipo de Richotti convirtió apenas 17 puntos en la primera parte de la que se fue perdedor por 24 (17-41) y tuvo un pobre 9% en tiros de tres puntos. La única buena fueron los 17 puntos del U23 Jerónimo Baron. La historia sigue con viaje de por medio para visitar a Estudiantes (C), Echague (P) y Libertad (S).

Desde el inicio del partido, Bahía Basket se hizo fuerte en el Polideportivo. A Peñarol le costó tres minutos poder anotar sus primero puntos y chocó cada vez que atacó la defensa del equipo de Sebastián Ginobili, que aprovechó con la efectividad en tiros de tres puntos (conversiones de Redivo, Vaulet y Jasen) para sacar 10 de diferencia (4-14) en apenas seis minutos disputados. El único que aportó en Peñarol fue Roberto Acuña (6 de los 8 puntos), pero fue un aporte ínfimo. El Milrayitas cosechó ocho pérdidas en todo el parcial y quedó abajo 8-21 al finalizar el primer parcial.

Para el segundo cuarto, Richotti probó variantes pero el juego no apareció. Los ingresos de Roy Booker, Juan Manuel Torres y los juveniles Juani Marcos, Joaquín Valinotti y Jerónimo Baron no pudieron cambiarle la cara al equipo. Nunca se sintió cómodo en ofensiva, tuvo un pobre 20% en tiros de cancha (6/30) y apenas llegó a los 17 puntos al entretiempo. Bahía continuó con su buen andar, también por las conversiones desde la línea de tres puntos (7/16) y con las dos bombas del cierre de Fjellerup, más otro de Lucio Redivo (goleador hasta ahí con 10) hicieron que Bahía eleve la ventaja máxima a 24 (17-41) al finalizar el parcial.

Lejos de conformarse, Bahía creció en su juego y en el arranque del tercer cuarto la máxima llegó al techo de 29 (19-48). Peñarol tuvo una reacción con defensa toda la cancha, el empuje de Alejandro Diez (9 puntos) y las primeras conversiones de Rob Reed (4) para dejar el tablero en -18 (34-52). El entrenador visitante tuvo que confiar en sus titulares para volver a tomar tranquilidad con dos triples consecutivos de Jamaal Levy (34-58), pero Jerónimo Baron demostró sus ganas de tener minutos en la Liga con 7 puntos y un par de recuperos para dejar el marcador 41-60 al finalizar el período.

En el último cuarto Peñarol no pudo llegar a una remontada, y lo mejor los demostraron los juveniles. Los bases Joaquín Valinotti y Juani Marcos sumaron 22 y 12 minutos respectivamente para ir ganando confianza, y el U23 Jerónimo Baron tuvo su mejor marca de puntos con 17 unidades. Para Bahía el también juvenil Fermín Thygesen llegó a 12 puntos para devolverle una larga diferencia a su equipo, que se terminó llevando el partido 80-58.

Síntesis:

Peñarol (58): Juan Pablo Figueroa 2, Rob Reed 6, Franco Giorgetti 6, Alejandro Diez 9, Roberto Acuña 10 (FI) Juani Marcos 2, Joaquín Valinotti 6, Jerónimo Barón 17, Juan Manuel Torres 0, Roy Booker 0, Tomás Monacchi 0, Nicolás Franco 0. Entrenador: Marcelo Richotti.

Bahía Basket (80): Facundo Corvalán 5, Lucio Redivo 12, Juan Pablo Vaulet 5, Jamaal Levy 10, Anthony Johnson 6 (FI) Jerel Blocker 9, Máximo Fjellerup 15, Hernán Jasen 6, Martín Fernández 0, Francisco Filippa 0, Fermín Thygesen 12, Ariel Ramos 0. Entrenador: Sebastián Ginobili.

Parciales: 8-23, 17-41, 41-60 y 58-80.
Árbitros: Daniel Rodrigo y Javier Mendoza.
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.