ANDRÉS NOCIONI: “EL SÚPER 8 FUE ESPECIAL”

Andrés Nocioni dialogó en exclusiva con Los Martines en la tira diaria por FM 101.9 y habló sobre su presente en la Liga Endesa de España, sobre su paso por Peñarol y sus decisiones en el futuro. “En algún momento pensé en terminar mi carrera en la Liga Nacional”, comentó.

¿Quién podría animarse a decir, siquiera a pensar por un segundo, que la carrera de Andrés Nocioni no fue completa? El “Chapu” trascendió la frontera del jugador para transformarse en un símbolo. No sólo superó barreras en todos los clubes donde estuvo, sino que también fue partícipe de lujo de la inconmensurable Generación Dorada Argentina.

De todas formas, hay puntos suspensivos en su majestuoso camino recorrido. “Nadie es profeta en su tierra”, dice el refrán y podría aplicarse en este caso al santafesino. No obstante, luego de doce años fuera del país, Nocioni aprovechó aquel lockout de la NBA en 2011 para vestirse con una camiseta criolla y “Milrayitas”. “Haber salido campeón del Súper 8 me pone muy orgulloso de decir que gané un torneo en mi país”, nos confiesa Andrés Nocioni recordando su paso por Peñarol.

Así, comenzó a saldar una deuda que estuvo muy cerca de dársele en su última temporada en estas tierras, allá por 1999, defendiendo los colores de Independiente de General Pico. Aquel equipo que integraba un joven Nocioni de 19 años cayó en la final contra el poderoso Atenas de Córdoba de Héctor Campana por 4 a 3.

Sin embargo, el haber sido elegido como el mejor “Sexto Hombre” de la temporada y promediar 12 puntos, 4,4 rebotes y 21 minutos en cancha atrajo la mirada de los clubes europeos. En consecuencia, recaló rápidamente en Tau Cerámica de Vitoria. Ahora, en el mismo club, el alero disfruta un gran presente. “El año ha ido de buena manera. Creo que hemos hecho las cosas bien. Por ahí hubiera sido lindo ganar la Copa del Rey en Vitoria de local pero no pudo ser. Perdimos contra un gran equipo como lo es el Barcelona. Después, rescato haber quedado entre los ocho primeros en la Euroliga. Estoy contento y satisfecho con lo grupal e individual”, sostiene.

Luego tuvo su momento NBA donde disputó ocho temporadas. Incluso, tuvo la posibilidad de volver el mes pasado y es una competencia que no descarta a futuro.

– Recientemente tuviste la opción de volver a la NBA pero continuaste en España.

Más que nada hubo un interés. Hubo preguntas durante todo el año y me sorprendió. La gente me preguntaba sobre mi situación sobre si era lo que quería, si estaba bien. Eso quiere decir que fui a jugar a un equipo que no sólo me trata muy bien sino que lo hice con buena forma.

– Leo Gutiérrez nos dijo que para él ibas a jugar un par de temporadas más en Europa.

Yo me veo jugando un año más seguro en Europa, el año que viene, o en la NBA que no lo descarto en ningún momento. Esa es mi idea, después ya veré. Estoy en una situación que no puedo estar pensando a largo plazo. Me parece que mis objetivos tienen que ser en el lapso más corto posible y pensar ahora en lo que me enfrento en este momento que son los playoffs de la Liga ACB. Después ya veré a futuro, si renuevo con este equipo o si vuelvo a la NBA. Todavía no lo tengo muy claro, estoy inmerso en este torneo y con ganas de ganarlo. No me vuelvo loco por mi futuro.

Pero más allá de lo deslumbrante y trascendental de sus números individuales, Nocioni es un emblema nacional. Representa todos los valores y sentimientos de la tan histórica Generación Dorada y, detrás de él, hacen fila miles de personas para rendirle culto rememorando sus desgarradoras actuaciones.

Es que el “Chapu” después de tantos años le dijo que no a un torneo de la Selección, en este caso el Premundial en Venezuela. “Me voy a tomar un año de descanso por mi situación familiar que voy a ser padre por tercera vez de una nena. Nunca tuve la oportunidad de pasar tiempo con mi familia y estar en ese proceso. Elegí no pensar egoístamente como digo yo y jugar en la Selección y pasar tiempo con mi mujer y acompañarla en este momento”, explica. Así de simple, así de gigante.

En el medio, hay jugadores nuevos, oportunidades que se gestan y una Generación Dorada que empieza a mutar sus nombres, que cambia la calidad, pero que mantiene, y seguramente más, el sentimiento por vestir la camiseta patria.

A nosotros a veces nos toca dar un paso al costado y dejarlos a los jóvenes hacer su trabajo. La gente habla mucho de esta Generación Dorada y a veces uno peca de hablar muy bien de nosotros y deja de lado a los más jóvenes. Creo que hay que darles la oportunidad”, confiesa Nocioni y agrega: “Nosotros en este momento somos un hincha más. Le queremos dar el apoyo máximo a todos los que van a venir y brindarle toda nuestra fuerza”.

Dos de estos “nuevos jugadores” son y serán compañeros suyos en la Selección como en aquel mes donde convivió con el plantel de Peñarol. Uno es base, Facundo Campazzo, y el otro alero, Marcos Mata. Ambos, según él, con destino europeo. Primero, dice que “Marcos es un jugador de excelente calidad y excelente nivel para jugar en Europa”. Además, detalla: “Otra cosa es que se dé la situación. Está muy difícil jugar venir a jugar acá. Los clubes están teniendo problema en lo económico, en lo organizativo, entonces las cosas no están muy bien”.

Por otra parte, con respecto al cordobés, asegura: “Facundo es un gran base. Va a terminar jugando en Europa como Marcos. Tiene todavía mucho más hilo en su carrete porque sinceramente es muy joven”. Es cierto que jugar en una categoría superior eleva el nivel de un deportista. Así también lo considera el olímpico: “Tienen futuro y calidad y esperamos su paso por Europa porque nos viene muy bien por competición, nivel y preparación para la Selección Argentina. A nosotros nos sirvió muchísimo”.

Entonces, retomando el dilema inicial, sería difícil cuestionar algún punto de una tan notable trayectoria como la de Andrés Nocioni. Sin embargo, tuvo que esperar a sus 31 años para completar su currículum. Después de galardones individuales, conquistas europeas, más de 500 partidos jugados en NBA, tuvo que volver al país a ganar un título. El equipo fue el histórico Peñarol donde juega su amigo Leonardo Gutiérrez, consejero clave para conseguir este triunfo fuera de la cancha.

En ese momento, nuevamente Nocioni sacó a relucir su corazón de gladiador. Cuando el conflicto en la NBA no se solucionaba y se rumoreaba que los jugadores volverían a sus países a jugar y no perder ritmo, ninguno se animó porque nadie le garantizaba pagarle el seguro. Pero al santafesino poco le importó, su deseo de gloria fue mucho más fuerte.

Siempre quise jugar acá y cuando se me dio la oportunidad la hice realidad”, fue lo primero que dijo cuando arribó a Mar del Plata. Ahora, formando ya parte de una remembranza, pero aún fresco, nos confesó: “Realmente tengo unos recuerdos muy lindos, me hizo muy bien jugar en Mar del Plata”.

Yo venía de salir campeón en la ciudad con la Selección pero lesionándome sobre el final. El Súper 8 me vino muy bien porque pude llegar a un equipo, entrenarme, prepararme y poder salir campeón. Entonces obviamente me puso muy feliz, logramos ganar un torneo muy lindo que para mí fue especial. Quizá para mis compañeros que ganaron tres Ligas Nacionales fue poco, pero para mí fue un gran torneo. Peñarol fue una gran institución que me vio jugarlo y ganarlo”, analiza Nocioni.

Además, agrega que “un jugador necesita de esas cosas”. “Por suerte se me dio en un momento que yo sabía que iba a estar en la NBA en un banco sin poder disfrutar el año. Era una situación difícil para mí por el paro. Por suerte fue una alegría muy inmensa salir campeón del Súper 8 en Mar del Plata, donde la gente me dio todo su cariño y apoyo y me vino muy bien para ese momento”, declara nuevamente a un medio marplatense.

Claro que su llegada a la Liga dejó una serie de sabores encontrados. Por un lado, la dulzura de tener a uno de los mejores jugadores que dio el país en Peñarol, en Mar del Plata, en un torneo bien argentino. Por el otro, la amargura del futuro incierto, de no saber si fue lo último de Andrés Nocioni en estas tierras. Entonces, la pregunta es inminente.

¿Cómo analizás volver a la Liga Nacional después?

No sé. Sinceramente no lo he pensado. Creo que en algún momento pensé en terminar mi carrera en la Liga Nacional. Pero no lo he pensado mucho, lo hablé alguna vez con mi mujer. Pero tengo que ver cómo voy a terminar en España. Jugaré este año y un año más seguro y después ver qué pasa. Voy a ver qué quiero y qué me gustaría hacer. No digo ni que no ni que sí, sólo que lo voy a ir pensando paso a paso y también con mi familia.

Él, entretanto, está tranquilo, con el deber cumplido. Es que, risiblemente, además de haber ganado el Súper 8 2011, también se le podría adjudicar la Liga Nacional 2011-2012 para Peñarol. Claro, jugó sólo dos partidos, contra Olímpico y Atenas, primero caída y luego triunfo, en una gira durísima como visitante y cientos de kilómetros en colectivo. Así que forma parte del plantel. ¿Otro lo habría hecho también?

 

Los Martines

Facebook: /losmartines2013

Twitter: @losmartines

Crédito foto Infoliga